Comunicado ESP

Defendamos los Derechos Humanos

Campaña por la libertad de expresión y contra la criminalización de la solidaridad con Palestina #DefensemDDHH

Apoya los Derechos Humanos, apoya la libertad de expresión

Campaña por la libertad de expresión y contra la criminalización de la solidaridad con Palestina #DefensemDDHH

Nosotras, defensoras de los Derechos Humanos y de la lucha no violenta del pueblo palestino por sus derechos establecidos por la ONU, hemos sido acusadas de delitos en relación con los acontecimientos que tuvieron lugar en agosto de 2015 durante el festival de reggae Rototom Sunsplash de Benicàssim. Consideramos que esto es una violación flagrante de la libertad de expresión y un intento de criminalizar y reprimir nuestro derecho democrático a la defensa de los Derechos Humanos tanto en nuestros territorios como internacionalmente.

Hemos sido acusadas por Abel Isaac de Bedoya de cometer actos de amenazas, coacciones e incitación al odio a raíz de nuestra campaña pacífica para convencer al Festival Rototom Sunsplash de cancelar la invitación de un artista con un historial de defensa de crímenes de guerra y de violaciones graves de los Derechos Humanos, de incitación al odio racial, de negación de la existencia del pueblo palestino, y con documentadas conexiones con grupos extremistas y fundamentalistas violentos. La identidad del artista nunca ha tenido ningún tipo de relevancia en nuestra campaña. Consideramos que cualquier persona -independientemente de su identidad- que defiende y/o colabora con este tipo de crímenes extremistas, racistas y violentos no es coherente con un festival, como el Rototom Sunsplash, que tiene una larga trayectoria de compromiso con la paz y los Derechos Humanos.

Toda nuestra campaña destinada a convencer al festival de que cancelara la invitación de este artista se llevó a cabo a través de canales públicos como Twitter, en ejercicio de nuestra libertad de expresión y de la acción política legítima no violenta . En el verano de 2014, el año anterior, las bombas israelíes caían sobre Gaza y asesinaron más de 2.100 personas (incluyendo más de 500 niñas y niños). En aquellas semanas, la organización del Foro Social del Rototom Sunsplash invitó BDS País Valencià, grupo al que pertenecen algunas de las acusadas de hoy, para participar en su foro de debate. Allí estuvimos acompañadas del periodista David Segarra, superviviente del asalto del ejército israelí a la Flotilla de la Libertad en 2010, en el que fueron asesinadas 10 personas. Matisyahu justificó este ataque que casi acaba con la vida de este periodista valenciano.

El letrista del artista, Ephraim Rosenstien, es él mismo un colono en una colonia ilegal de Cisjordania. Rosenstien está vinculado a Honenu, una organización israelí que defiende el terrorismo de los colonos que diariamente atacan la población palestina para expulsarla de sus tierras. El mismo Matisyahu, un mes después del Rototom 2015, se dio la mano alegremente con un líder de los colonos en Cisjordania mientras afirmaba “ganamos la batalla” (del Rototom). Las colonias israelíes de Cisjordania no solo violan el derecho internacional y han sido condenadas recientemente por el Consejo de Seguridad de la ONU en su resolución 2334 del 23/12/2016, sino que acogen a colonos que atacan violenta y cotidianamente a la población palestina, como el colono israelí que quemó vivos hasta la muerte a un bebé palestino de 18 meses, a su madre y a su padre menos de tres semanas antes del inicio del Rototom 2015. No podemos olvidar tampoco como Matisyahu puso su música y su trabajo al servicio de la organización de Amigos del Ejército Israelí (FIDF), que recauda fondos para el ejército del Estado de Israel, que masacró, reiteramos, más de 500 niñas y niños de Gaza en el verano de 2014.

Consideramos que estas falsas acusaciones contra nosotras son parte de una estrategia mucho más amplia, financiada y dirigida por Israel y sus grupos de presión, para criminalizar las campañas pacíficas y los apoyos a los Derechos Humanos del pueblo palestino, y, en particular, contra el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) por la libertad palestina, la justicia y la igualdad. Evocando el período más oscuro de la represión en la Sudáfrica del apartheid, la estrategia de Israel para luchar contra BDS emplea la guerra legal, el espionaje y una intensa propaganda.

Impulsada en 2005 por más de 170 organizaciones de la sociedad civil palestina, el movimiento de Derechos Humanos BDS hace un llamamiento a las personas de conciencia, las organizaciones de la sociedad civil, confesiones, sindicatos y colectivos de base para aplicar una presión no violenta al sistema de ocupación, apartheid y colonización de Israel con el objetivo de conseguir la aplicación del derecho internacional y los Derechos Humanos.

El movimiento BDS se inspira en la lucha sudafricana contra el apartheid y en los boicots internacionales que ayudaron a alcanzar sus objetivos, así como por el movimiento por los derechos civiles de Rosa Parks, Martin Luther King o Nelson Mandela.

Respetamos los principios del movimiento BDS, que rechaza todas las formas de racismo, incluido el antisemitismo. El apoyo judío a BDS ha aumentado considerablemente en los últimos años, especialmente en Estados Unidos, donde una encuesta realizada en noviembre de 2014 por parte de un lobby de Israel, revelaba que el 46% de los hombres judío-estadounidenses no ortodoxos menores de 40 años apoyan un boicot total a Israel.

Se esté de acuerdo o no con el movimiento BDS y con sus tácticas, hay que aceptar que la defensa de los derechos palestinos en virtud del derecho internacional a través de un movimiento no violento, inclusivo y antirracista, como es el BDS, es absolutamente legítimo bajo la libertad de expresión. Esta es precisamente la posición oficial de la Unión Europea (UE).

Federica Mogherini, jefa de la diplomacia de la UE, dijo: “La UE se mantiene firme en la protección de la libertad de expresión y la libertad de asociación de acuerdo con la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, aplicable en el territorio de los Estados miembros de la UE, incluyendo las acciones de BDS realizadas en este territorio. La libertad de expresión, tal como se subraya en la jurisprudencia de la Corte Europea de Derechos Humanos, también es aplicable a la información o las ideas que puedan ofender, chocar o perturbar el Estado o cualquier sector de la población.”

Además de la UE, los gobiernos de Suecia, Irlanda y Países Bajos, así como las principales organizaciones internacionales de Derechos Humanos, entre ellas Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Derechos Humanos y la Unión de Libertades Civiles Americana (American Civil Liberties Union), han defendido el derecho de llamar al boicot contra Israel como una cuestión indisociable de la libertad de expresión.

Apoyan o atienden al BDS personalidades internacionales del peso del científico Stephen Hawking, el Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, el superviviente del campo de concentración nazi de Buchenwald y coautor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Stéphane Hessel, o supervivientes del Holocausto como Hajo Meyer, Hedy Epstein, Suzanne Weiss, Alfred Grosser y Chava FolmanRaban, los cuales han pedido el fin de la ocupación, el apartheid y la colonización en Palestina. En agosto de 2014, centenares de víctimas judías del Holocausto pidieron el “boicot completo” a Israel.

Como defensoras moralmente coherentes de los Derechos Humanos, denunciaremos y haremos públicas las manipulaciones y mentiras lanzadas contra nosotras por el lobby de Israel y sus partidarios en el Estado español y llamaremos a la movilización de las redes de apoyo mutuo y solidaridad. Toda aquella persona a quien le importe la protección de los Derechos Humanos, y de los derechos políticos, especialmente el derecho a la libertad de expresión, verá esta caza de brujas contra nosotras como una amenaza al principio de la libertad de expresión y un intento de silenciar la solidaridad con las causas de los Derechos Humanos, como la causa del pueblo palestino.

Os pedimos nutrir esta red de solidaridad. Firma y haz correr la voz.

Para firmar/adherirte/dar apoyo, envía un mail poniendo como asunto tu nombre, apellidos y profesión (o el nombre de la organización) a defensemddhh@gmail.com
¡Gracias!

DESCARGA EL COMUNICADO!

Anuncis